viernes, 22 de julio de 2016

EZLN sobre desalojo de maestros en Chiapas

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.


21 de Julio del 2016.

A quien sea ahora el gobernador en funciones y demás capataces del suroriental estado mexicano de Chiapas:

Damas (já) y Caballeros (doble já):

No reciban nuestros saludos.

Antes de que se les ocurra inventar (como ya está haciendo la PGR en Nochixtlán, Oaxaca) que la cobarde agresión contra el campamento de resistencia popular en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, fue orquestada por ISIS, les pasamos, gratis, el informe que hemos recabado:

Las siguientes son palabras de un hermano indígena partidista (PRI) de San Juan Chamula, Chiapas, México:

A las 9 de la mañana (del día 20 de julio del 2016) llamaron a los del Verde a su casa del gobernador.  Ahí regresaron y que les dijeron que hagan como hicieron el otro día.

(NOTA: se refiere a cuando un grupo de indígenas del Partido Verde Ecologista se pusieron pasamontañas y fueron a hacer desmanes en el bloqueo de San Cristóbal y en Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas.  Cuando fueron detenidos por la seguridad de la CNTE primero dijeron que eran zapatistas (no lo eran, ni lo son, ni lo serán), luego ya dijeron que son partidistas.

Pero que esta vez iban a ir a dialogar, para que los del bloqueo dejaran pasar los camiones de los chamulas que hacen comercio en Tuxtla.  El presidente municipal (del Verde Ecologista) puso las patrullas y la ambulancia locales.  El de San Cristóbal otro tanto de policía.  Los gobiernos de Tuxtla un buen tanto más.  De por sí hicieron trato con los policías, o sea que tenían su plan pues.  Y entonces llegaron como que quieren dialogar y un grupo se cruzó y entonces empezaron a romper todo, a robar y a quemar, o sea que por dos lados los agarraron.  Luego, como traen armas, porque de por sí los Verdes andan armados, pues a disparar como bolos y mariguanos.  Y los policías estaban como cuidándolos, o sea que eran su apoyo.  Eso que hicieron los verdes ya no estamos de acuerdo.  Porque de por sí ahora los turistas tienen miedo de venir a la cabecera (de San Juan Chamula) y eso perjudica a todos porque baja el comercio mucho.  No es el bloqueo, son los pinches verdes que están chingando todo.  Ahora vamos a ir a protestar a Tuxtla para que quiten a ese presidente que es tan pendejo.  Y si no hacen caso, pues ya lo vamos a ver aquí cómo le hacemos.”

En lo que se refiere a su torpe maniobra de encapuchar paramilitares para presentarlos como zapatistas (además de que es un refrito usado antes por el Croquetas Albores), es un fracaso rotundo.  Cuestionadas sobre si creían que eran zapatistas los que habían desalojado el bloqueo y hecho desmanes, esto respondieron dos personas del pueblo, sin filiación política conocida:

Un comerciante ambulante, edad aproximada 60 años responde:

“¡No! Los que hicieron destrozos ayer son gente pagada del gobierno, de por sí lo sabemos. No son los que apoyan a los maestros.  Porque la lucha de los maestros está bien, si no, vamos a terminar pagando la educación nosotros. Y ¿de dónde sacan para pagarle a los maestros? Pues del pueblo. Lo que falta es que por lo menos la mayoría de los estados se decidan a entrarle, porque ya hay cuatro estados que están ya puestos, pero los demás no sabemos para cuándo.”

Una indígena Chamula, comerciante ambulante, contesta:

“¡Naaaa!!!, no son ellos, ¡ellos no se comportan así! Ellos (los zapatistas) sí están apoyando a los maestros y los de ayer se quieren hacer pasar como ellos, pero no son, sólo se ponen sus pasamontañas, pero no se portan igual. 

– ¿y quién era la gente de ayer?
– Son otros, les pagan.
– ¿y cómo ve lo de los maestros?
– Pues es que sí se necesita apoyarlos”
-*-
Estamos seguros que ustedes lo ignoran (es eso, o que las tonterías que hacen es por lo mismo, o sea por tontos), pero resulta que el así llamado “conflicto magisterial” surge por la estúpida prepotencia del gris aspirante a policía que todavía despacha en la Secretaría de Educación Pública (SEP, por sus siglas en español, oh, de nada, no hay por qué darlas).  Después de movilizaciones y de la respuesta gubernamental a esas movilizaciones con amenazas, despidos, golpes, cárcel y muertes, el magisterio en resistencia logró que el gobierno federal se sentara a dialogar.  Es, pues, un asunto federal.  Corresponde al gobierno federal y al magisterio en resistencia dialogar y llegar o no a acuerdos.

Ustedes simpatizan con la cerrazón del gris policía.  Nosotras, nosotros, zapatistas simpatizamos con las demandas del magisterio y lo respetamos.  Y no sólo a la CNTE, también y sobre todo al movimiento popular que se ha levantado en torno a sus demandas.  Como zapatistas que somos, hemos hecho pública nuestra simpatía apoyándolos, además de con la palabra, con el poco alimento que pudimos juntar de nuestras mesas.

¿Ustedes creen que a ese movimiento, ya popular, lo van a derrotar con desalojos, así sea disfrazados de “indignación ciudadana”?  Pues ya lo vieron que no.  Al igual que los hermanos pueblos originarios hicieron en Oaxaca, si los desalojan, se vuelven a poner.  Así una y otra vez.  Porque resulta que acá abajo, no hay cansancio.  Sus patrones de ustedes calcularon que el movimiento del magisterio en resistencia se iba a desinflar por las vacaciones.  Ya vieron que se equivocaron (mmh, ya son más de 3 fallas en la evaluación, si les aplicaran la “reforma educativa” ya estarían despedidos, y buscando empleo en Iberdrola al lado del psicópata).

El movimiento no hace sino crecer y concertar simpatías, mientras ustedes sólo convocan antipatías y repudio.

Como lo señalamos desde hace casi dos meses, el movimiento ya acuerpa distintos sectores sociales y, claro, sus demandas específicas.  Por ejemplo, no están ustedes para saberlo, pero ya piden la destitución de Cancino (supuesto presidente municipal de San Cristóbal de Las Casas, ciudad que está, tal vez ustedes lo ignoren, en el estado de Chiapas, México) y el encarcelamiento de Narciso, jefe paramilitar de la ALMETRACH.  Eso y otras cosas que demandan, que se pueden resumir en una sola: buen gobierno.

¿Qué tarda en que se den cuenta de que ustedes, tod@s, estorban, que no son sino parásitos que enferman a la sociedad entera arriba y abajo?

Pero entonces pasa que ustedes se sienten muy seguros y mandan a sus perros a robarles sus pocas pertenencias a esas personas que se están manifestando PACÍFICAMENTE.  Bueno, pues entonces nosotros, nosotras, zapatistas, volveremos a juntar alimentos y los enseres que les quitaron, y se los volveremos a mandar. Así una y otra vez.

En lugar de hacer declaraciones ridículas (como la del deslinde del cobarde ataque al plantón POPULAR en San Cristóbal), podrían contribuir en algo a la distensión necesaria para que ese diálogo y negociación siga el rumbo que determinen sus partes (que, les recordamos, es entre el Gobierno Federal y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación), harían bien en amarrar a sus perros (de nombres Marco Antonio, Domingo y Narciso).  Sólo sílbenles agitando un fajo de billetes y verán cómo obedecen.
Y un consejo no pedido: no jueguen con lumbre en San Juan Chamula, el descontento y la división que, dentro de ese pueblo, están fomentando ustedes con sus tonterías, puede provocar un conflicto interno cuyo terror y destrucción no se podrán tapar ni con bots en redes sociales, ni con inserciones pagadas, ni con el poco dinero que Manuel Joffrey Velasco Baratheon-Lannister haya dejado en la tesorería estatal.

Entonces tranquilos.  Paciencia y respeto.  Esperemos que el gobierno federal dialogue y negocie con seriedad y compromiso.  No sólo porque las demandas magisteriales son justas, también porque tal vez ésta es de las últimas veces en que habrá con quién dialogar y negociar.  Es tal la descomposición que han alentado ustedes que, pronto, no sabrán ni a quién calumniar.  Además, claro, que no habrá nadie en el otro lado de la mesa.

¿Entendido?

Entonces, ustedes a lo suyo, es decir, al Photoshop, las páginas de sociales, las fiestas de relumbrón, los anuncios monumentales, las revistas del corazón, la frivolidad de quien carece de inteligencia.
¿Gobernar?  ¡Vamos, eso ya no se los creen ni los medios de paga!

Mejor háganse a un lado y aprendan, porque éste es Chiapas, y el chiapaneco es mucho pueblo para gobierno tan miserable.
-*-
A quien corresponda:

Como zapatistas que somos es nuestra convicción, y obramos en consecuencia, que se deben respetar las decisiones, estratégicas y tácticas, del movimiento. Y esto va para todo el espectro político.  No es legítimo querer montarse en un movimiento para tratar de llevarlo a un lado fuera de su lógica interna.  Ni para frenarlo, ni para acelerarlo.  O si no, digan claro que lo que quieren es usar ese movimiento para sus fines y propósitos particulares.  Si lo dicen, tal vez el movimiento sí los sigue, tal vez no.  Pero es más sano hablarle claro al movimiento sobre lo que se busca ahí.  ¿Cómo quieren dirigir si no respetan a la gente?

Nosotras, nosotros, como zapatistas que somos, no vamos a decirle a nuestras maestras y maestros actuales (l@s de la CNTE y los pueblos, barrios y colonias que apoyan) qué hacer o qué no.  Esto les debe quedar bien claro a todas esas nobles personas que luchan: CUALQUIER MOVIMIENTO QUE HAGA EL ZAPATISMO EN LO QUE SE REFIERE AL MOVIMIENTO POPULAR EN CURSO (o los que surgirán después) LO HARÁ SABER PÚBLICAMENTE CON ANTELACIÓN y siempre respetando sus tiempos y modos.  Tanto la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, como los movimientos de pueblos originarios, colonias y barrios que apoyan al magisterio, deben entender que, cualquiera que sea su decisión, sea sobre el rumbo, el destino, los pasos y la compañía que decidan, recibirá nuestro respeto y saludo.

Lo de “disfrazarse” de zapatistas y gritar consignas que involucren a otr@s, está bien para que se diviertan un rato y tener una medallita en su curriculum, pero no deja de ser falso y deshonesto.  Nosotr@s no nos alzamos para repartir comida chatarra robada, sino por democracia, libertad y justicia para tod@s.  Si creen que es más revolucionario y que ayuda más al movimiento, romper vidrios y robar comida que ni alimenta, pues que el movimiento valore y decida.  Pero aclaren que no son zapatistas.  A nosotr@s no nos molesta ni enfada que nos digan que no entendemos el momento coyuntural, o que no tenemos visión de las ventajas electorales, o que somos pequeño burgueses.  Sólo nos interesa que esa maestra, ese maestro, esa señora, ese señor, ese joven o jóvena, sientan que acá, en las montañas del sureste mexicano, hay quienes les quieren, les respetan y les admiran.  Aunque en las grandes estrategias electorales o revolucionarias no entren en juego esos sentimientos.

Porque el magisterio en resistencia y, como se hace cada vez más frecuente, el movimiento popular que se acuerpa en torno a él, enfrenta condiciones adversas muy difíciles.  No es justo que, en medio de todo esto, tenga que sortear ya no sólo barrotes, toletes, escudos, balas y, ahora, paramilitares; también “consejos”, “orientaciones”, y órdenes “con-todo-respeto” indicándoles lo que deben o no hacer, avanzar o retroceder, es decir, pensar y decidir.

Nosotras, nosotros, zapatistas, no les mandaremos comida chatarra a quienes luchan, sino tostadas de maíz no transgénico, no robadas, sino hechas con el trabajo de miles de hombres y mujeres que saben que ser zapatista no es ocultar el rostro, sino mostrar el corazón.  Porque las tostadas zapatistas, recalentadas, alivian el hambre y alientan la esperanza.  Y eso no se consigue en las tiendas de conveniencia ni en supermercados.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Subcomandante Insurgente Moisés.                          Subcomandante Insurgente Galeano.
México, 21 de julio del 2016.



lunes, 20 de junio de 2016

“Otra comunicación”, ¿para qué?

El manejo de la información nos lleva a tener una visión y opinión sobre algún suceso, sobre la realidad toda, en lo político, social, cultural, en todos los campos. Como nunca antes, hoy los medios de comunicación se han establecido como un ente que diseña la realidad de millones de humanos. Son un referente para acercarnos, entender o interpretar la realidad, así como al mismo tiempo la van conformando/creando. Son, por lo tanto, uno de los principales “educadores” de las sociedades, principalmente de las llamadas sociedades “desarrolladas”.

La agenda por discutir, los temas de interés, los temas de impacto, están definidos -incluso matizados- por los medios de comunicación. ¿Qué es lo importante? ¿Cómo son las cosas? ¿Qué rumbo es el que conviene tomar socialmente? El “qué” se dice, cómo y cuándo, se define en una mesa, en un escritorio alejado de la sociedad, de sus preocupaciones y luchas cotidianas por sus derechos.

El monopolio en los medios de comunicación, en las últimas décadas se acrecentó, reforzándose una visión única sobre lo que es y debe ser el desarrollo y destino del mundo; la imposición -obviamente muy coloreada y musicalizada- de valores y estereotipos sociales y culturales se fue globalizando, dejando un mínimo espacio a la diversidad (y ésta es “aceptada” como simple folclor, siempre y cuando no ponga en riesgo la visión “de progreso y buenas costumbres” occidentales). En pocas palabras, simples y llanas, es la difusión y reforzamiento de la ideología de la clase dominante.

La relación que existe entre los grupos del poder económico y político con los medios de comunicación es estrecha y en gran medida se confunden y actúan como uno solo. No es casual que la “imagen de la realidad”, los mensajes y la interpretación de la misma, son a la medida y al servicio de estos grupos de poder. La subjetividad social se configura por intereses ajenos a la inmensa mayoría de la sociedad, a su realidad y sus necesidades. La manipulación lleva la voz cantante vestida de aspiración y destino.

Los pilares que “animan” a las empresas de la comunicación no se quedan solamente en caminar de la mano y en sintonía con los grupos de poder; se guían por las reglas del mercado que les garantizan la ganancia. En otras palabras: todo lo que se relacione, directamente o no, con el quehacer de los medios de comunicación tiene que ser vendible… y si no lo es, se le tratará igual que una mercancía de todas formas.

En los últimos años, con posibilidades de mayor alcance, han surgido medios alternativos de comunicación, los cuales no son bien vistos y mucho menos respetados por los grupos de poder. En varios casos estas iniciativas de generar otra visión y explicación de la realidad se han visto seducidas o “comidas” por el monopolio o golpeadas por el poder desde su brazo ejecutor “legal”: las instituciones gubernamentales. Carmen Aristegui es el caso más sonado.

¿Medios alternativos de comunicación? Las siguientes características podrían colocarse como parte de un concepto simple: son aquellos que, desde una independencia económica, política y religiosa, no hacen de la vida un espectáculo ni una mercancía. Se dan a la tarea de transmitir las diferentes voces y visiones que buscan transformar y construir un mundo donde la vida es acorde con el respeto y ejercicio de los derechos humanos, con las aspiraciones de las mayorías, respetando y valorando la diversidad como un elemento cultural de crecimiento.

Este esfuerzo de construir medios alternativos de comunicación ha dado como resultado una gran cantidad de radios ciudadanas, revistas, colectivos creadores de videos o páginas temáticas de información y debate por internet. Por otra parte, la creación de foros o espacios que faciliten el encuentro e intercambio de opiniones, información o divulgación, como es el caso del Centro Cultural Tierradentro Café en Chiapas, además de ser una opción para el consumo de alimentos, son opciones para la venta de artículos desde una perspectiva diferente a la de las grandes empresas.

Gran variedad de propuestas alimentan ese sendero que se conoce como comunicación alternativa, incluyendo una sin tantas complicaciones tecnológicas como la “radio bocina” (que basta con un megáfono -por lo menos-, un lugar, día y horario más o menos fijo), hasta algunas menos exploradas y más complejas en varios sentidos, como la televisión por internet, que es el caso de Rompeviento TV.

Desde su nacimiento, en Rompeviento TV la apuesta fue construirse desde la independencia y colocar los micrófonos y cámaras a “las otras voces” que poco o nada son tomadas en cuenta en los monopolios de la comunicación y que son las voces “disonantes” con el discurso hegemónico neoliberal. Tiene características que la hacen totalmente diferente a las televisiones online, de paga o por demanda. Se consolidó como una opción de calidad, en lo técnico y en los contenidos. Ya van 4 años, con muchos aprendizajes y aún mucho por recorrer y compartir. Y por otra parte, apenas van 14 años de Frecuencia Libre 99.1, en SCLC, Chiapas; una radio que se dice y se contruye ciudadana, independiente y con varios puntos de vista y modos de hacer radio y hacer colectivo; con problemas técnicos y financieros pero con una tenacidad permanente de las mujeres y hombres que a diario la hacen posible como espacio y caja de resonancia de las denuncias y luchas sociales.

Hoy se requieren más medios de comunicación críticos, autónomos, con alcance y potencia, de y para la ciudadanía, que poco a poco le hagan contrapeso a la visión manipuladora e impuesta desde los monopolios, esos que siguen los designios de los grupos en el poder, y que en las últimas semanas nos venden, día y noche, por todos los medios, la idea/imagen de que el mal de nuestro país es el magisterio, al grado de hacer ahora a los maestros peligrosos delincuentes que lavan dinero causando graves daños a la economía nacional. En el plano continental, por ahora el discurso contra la revolución cubana está matizado, las baterías “informativas” están con todo contra el gobierno bolivariano de Venezuela. La realidad se re-crea, se manipula; las palabras, las frases no son casuales.

En gran medida, el “control social” (en el cual permanentemente trabajan muchas instituciones e instancias gubernamentales) se debe al trabajo de los medios al servicio del sistema. Aparte están otras instancias que se suman a este fin (por ejemplo, una parte de la estructura de la iglesia católica) y muchos “líderes de opinión” que tienen sus espacios en los grandes medios y se ven beneficiados de las sombras del poder. Para el control ideológico, los medios de comunicación son fundamentales.

Se preguntaba en voz alta Herbert Marcuse: ¿Se puede realmente diferenciar entre los medios de comunicación de masas como instrumentos de información y diversión, y como medios de manipulación y adoctrinamiento? Me parece que para millones de personas, la pregunta no tiene sentido, y no le dedicarían más tiempo para seguir mirando su programa preferido de entretenimiento y olvidarse de sus problemas un rato.

Una y otra vez, como una necesidad que se emparenta con la necedad, surgen propuestas de grupos, de colectivos e incluso individuales, de crear espacios de información, difusión, debate, reflexión e intercambio de saberes, en lo político y cultural, en lo referente a ecosistemas y en salud. Dibujo una sonrisa en mi cuaderno.

viernes, 11 de marzo de 2016

Un fotógrafo en la columna guerrillera del Che Guevara.

Fotógrafo de la Revolución

Los testimonios gráficos son parte fundamental para contar una historia o entender –e incluso analizar- un suceso, un proceso social o un personaje.

Un joven guajiro (nombre con el cual se llama a los campesinos en Cuba), que venía de una familia numerosa, su padre trabajó en la escogida del tabaco y él desde muy pequeño empezó a trabajar en diferentes cosas (vender pan, limpiar zapatos, incluso en algún momento fue parte de un grupo musical de mariachis), finalmente tomó como oficio ser fotógrafo en las rancherías y pueblos de la zona del Escambray. Contaba con 20 años aproximadamente.

Le tocó vivir las injusticias, la miseria y la violencia que desató el gobierno golpista de Fulgencio Batista contra el pueblo cubano. Con el ánimo de contribuir a terminar con esa situación, se sumó al Movimiento 26 de Julio encabezado por Fidel Castro.

Este joven fotógrafo decidió dejar el oficio y sumarse a la “Columna 8 Ciro Redondo” de Ernesto Che Guevara en la sierra del Escambray. Junto con otros jóvenes, se enmontó con la idea de ser guerrillero, pero el Che los regresó a conseguir un fusil. El joven fotógrafo corrió con otra suerte: el Che al ver la cámara que le colgaba del cuello, platicó con él sobre la fotografía y su experiencia como fotógrafo a su paso por México. Lo aceptó en la columna y lo nombró fotógrafo de la guerrilla. El joven le planteó que él iba para combatir no para tomar fotos; el Che le habló sobre la importancia de contar con un equipo de información y la importancia de la fotografía. El joven aceptó.

Ese joven era Perfecto Romero, quien ahora se acerca a los ochenta años.

SONY DSC

A Perfecto Romero le tocó ser –desde su lente- testigo privilegiado de la campaña de Las Villas y de la toma de Santa Clara –entre otros eventos- al mando del Che. Eventos importantes para definir y acelerar la derrota del ejército batistiano y el triunfo de la Revolución. Compañeros de armas del Che y analistas colocan estos eventos como la muestra de la genialidad militar de Ernesto Guevara.

SONY DSC

En el video “Perfecto Romero: fotógrafo de la revolución”, de poco a poco nos narra Romero su vida, desde su infancia hasta la actualidad. Con una forma de platicar que nos atrapa, vamos conociendo los eventos que le llevaron a tener el dinero suficiente para comprarse una cámara, un flash (un electrónico dirá él “en cubano”) y rollos para empezar a tomar fotos a los guajiros de su zona.

Con un tono de ánimo y con gran lucidez, nos lleva por los eventos revolucionarios junto al Che o junto a Camilo Cienfuegos en la toma de Yaguajay. A la entrada del pueblo de Yaguajay, Camilo recibió los pertrechos enviados por el Che y saludó a los combatientes como si fuesen viejos amigos (cuenta Romero: “Era la primera vez que yo lo veía y me trato como si fuésemos viejos amigos”). Es aquí donde tomará una foto icónica de Camilo junto a otros jefes guerrilleros: la imagen de Cienfuegos con su sombrero alón, con su fusil en la mano, se tomará como modelo para la estatua de Camilo en la entrada donde se encuentra su memorial y museo, en Yaguajay.
SONY DSC

Aún con sorpresa narra su asombro al llegar de noche y estar por vez primera en La Habana: “Yo nunca había visto tantas luces”. Los combatientes de la columna del Che se instalaban en La Habana ya como parte de algo anunciado y esperado: el triunfo de la Revolución y la entrada a la capital de Fidel Castro y sus combatientes, la cual se produce el 8 de enero de 1959 y de la cual nos da cuenta Perfecto Romero con sus palabras e imágenes.

Perfecto Romero captó a los comandantes revolucionarios en esos primeros meses de trabajo incesante para organizar un gobierno al lado de los intereses del pueblo cubano. Podemos apreciar en sus fotos al Che en labores de la zafra o en reuniones de trabajo, con sus hijas e hijo en un ambiente de familia; lo mismo podemos ver a Camilo y al Che muy sonrientes después de haber intercambiado el sombrero alón y la boina, o a Camilo en el momento en que le cortan el pelo. En gran cantidad de estas imágenes se les ve sonriendo. Camilo al poco tiempo (a diez meses del triunfo) va a desaparecer tras un desafortunado viaje en avioneta.

SONY DSC

Hasta un cohete espacial y el despegue de éste al espacio, fotografió Perfecto, al ser designado para registrar el trabajo del cosmonauta cubano Arnaldo Tamayo Méndez, en Cuba y en la URSS, siendo el primer latinoamericano en volar al espacio.

Tuve la oportunidad de realizar la videograbación –junto con Rudy Cardona- de la entrevista que  Raymundo Reynoso realizó a Perfecto Romero en La Habana. Luego ya vino el tiempo y trabajo para la postproducción y edición del material.

Más de 3 horas de plática con Romero quedaron finalmente en una hora y cinco minutos. Era tan tentador dejar más y más tiempo de la narración de Perfecto, que de plano fue necesario hacer un ejercicio de ponerse en el lugar del “futuro espectador” y tratar de ir seleccionando con mayor rigurosidad lo que quedaría en la edición final; y por otra parte, cuidar que se mantuviera la coherencia, el ritmo y una narración fluida, me metió a recorrer cada frase de las experiencias compartidas de Perfecto Romero. Fue todo un placer, también, realizar un recorrido por buena parte de la música cubana de los años 50, para musicalizar el video. La pieza final sí es de un músico, pianista, contemporáneo, más en la línea del jazz con raíces de ritmos cubanos.

El video “Perfecto Romero: fotógrafo de la revolución” es una narración abierta, sincera y emotiva de una historia de vida. Una historia de la vida de un hombre que se planteó ser fiel a sus convicciones, poniendo sus saberes y voluntad al servicio de la Revolución y del proceso de construcción de una sociedad más justa. Es, al mismo tiempo, una lección de historia de una parte de la gesta revolucionaria cubana. Ya son 57 años, recién cumplidos este pasado 1 de enero de 2016, del triunfo de la Revolución cubana.


Alejandro Mosqueda Guadarrama.

Moga Aleko

-----------------------------------------------------------------------------------

...





martes, 26 de enero de 2016

Otro día 26 y la impunidad sigue.

Un mes mas y los que faltan.

El silencio se extiende cada vez más y la impunidad se agiganta.
Son más, muchos más de 43 por los que se reclaman justicia.
Una jornada más, global o no, de gritos que vuelan de nuevo exigiendo justicia, para encontrarse con miles y miles de gritos anteriores de muy diversas latitudes. Siguen volando.

El sistema no entiende, y ni pretende hacerlo, porqué tanta indignación por la desaparicón de 43 jóvenes, de escasos recursos, que pretendían ser maestros, para educar a decenas de niñas y niños como ellos: en pobreza y en el olvido, si acaso recibiendo las migajas que el sistema les arroja para sobrellevar su miseria.

Un mes más de discursos y cinísmo que rompe limites de intentos de apariencia. ¿Para qué guardar las formas, si se cuenta con los escribanos comprados que justifican al sistema y a sus nefastos personajes?

 Los jóvenes normalistas simbolizan la injusticia, violencia y corrupción, que miles y miles en México padecen en forma directa... la indolencia hoy dirige a nuestro país.





miércoles, 25 de febrero de 2015

Harrison y sus compas en su cumpleaños.

George Harrison nació en Liverpool, el 25 de febrero de 1943.

En su cumpleaños, les invitamos a ver y escuchar la pieza -me parece- mas conocida de Harrison, acompañado de una buena banda:

 George Harrison: Guitarra y voz  
 Eric Clapton: Guitarra (como curiosidad, es una Les Paul, dejó descansar su  Stratocaster)  
 Jeff Lyne: Guitarra  
 Phil Collins: Bateria  
 Ringo Starr: Bateria  
 Ray Cooper: Percusión  
 Mark King: Bajo  
 Elton John: Piano  
 Jool Holland: Piano  





lunes, 17 de noviembre de 2014

Fuerzas de Liberación Nacional, de nuevo en Chiapas: EZLN, 31 años de su fundación.

...
De 1974 a 1983 la historia de las FLN es un tanto confusa, pues no existen muchos registros de aquella etapa. Durante esta época las FLN realizan incursiones de forma más constante en la Selva Lacandona y reinician la etapa de reclutamiento. Se reclutó a muchos estudiantes de universidades en las que el marxismo cobraba mucha fuerza, como fue el caso de la Universidad Autónoma Metropolitana y la Universidad Autónoma de Chapingo. Igualmente, durante este periodo (1974-1983) muchas de las actividades de las FLN fueron en el estado de Chiapas. En 1977, por ejemplo, montaron un campamento en Huitiupán, y un año más tarde instalaron una casa de seguridad en San Cristóbal de las Casas.

El trabajo que realizaron las FLN en Chiapas les permitió ir construyendo redes de solidaridad con organizaciones locales que tenían un trabajo previo con los indígenas de la región: grupos de corte maoísta, personas que impulsaban la formación de cooperativas e indígenas que habían sido animados a desarrollar trabajo comunitario desde la iglesia católica, impulsados principalmente por el obispo Samuel Ruíz.

Las experiencias armadas en Centroamérica como el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional en El Salvador, el Frente Sandinista de Liberación Nacional en Nicaragua o la guerra civil que duró más de treinta años en Guatemala reavivaron la intención de las FLN de conformar un ejército –no un grupo guerrillero, sino un ejército regular– y el trabajo exitoso en Chiapas hizo que desde 1980 comenzara a figurar el acrónimo FLN-EZLN en los documentos de la guerrilla. Sin embargo, es hasta el 17 de noviembre de 1983 cuando, ayudados nuevamente por un grupo de indígenas politizados y con amplia experiencia organizativa –del que más tarden surgirán mandos como el Mayor Mario o la Mayor Yolanda– y reforzados por los nuevos militantes de las universidades, se estableció el primer campamento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional denominado “La Garrapata”.

Entrevistado por Yvon Le Bot y Maurice Najman, el Subcomandante Insurgente Marcos explicó que los tres grandes componentes del EZLN son “un grupo político-militar, un grupo de indígenas politizados y muy experimentados, y un movimiento indígena de la Selva”[7]. Ese tercer grupo al que se refiere Marcos comienza a ser parte crucial de la organización después de 1983, etapa en la que el EZLN inició una segunda fase de “acumulación de fuerzas en silencio”; pero en esta ocasión buscando combatientes principalmente entre los indígenas de la región que no tenían experiencias previas de militancia política. Para esta tarea, los indígenas politizados fungieron como puente, pues además de la barrera cultural –en la que el lenguaje significó un gran obstáculo– el hermetismo y la desconfianza –originados por siglos de opresión y desprecio– de los indígenas dificultó el acceso de los mestizos a las comunidades.


Los primeros integrantes del EZLN que se adentraron a la selva Lacandona pronto empezaron a vivir una realidad distinta y muy ajena a la que su adscripción ideológica les permitía ver. Los primeros años no sólo no se construía confianza con los indígenas, todo lo contrario: “A veces nos perseguían porque decían que éramos robavacas, o bandidos o brujos. Muchos de los que ahora son compañeros o inclusive comandantes del Comité, nos perseguían en aquella época porque pensaban que éramos gente mala”[8].
El contacto con las comunidades indígenas originó una especie de conversión del grupo original. Marcos narra este proceso de la siguiente forma:
Sufrimos realmente un proceso de reeducación, de remodelación. Como si nos hubieran desarmado. Como si nos hubiesen desmontado todos los elementos que teníamos –marxismo, leninismo, socialismo, cultura urbana, poesía, literatura-, todo lo que formaba parte de nosotros, y también cosas que no sabíamos que teníamos. Nos desarmaron y nos volvieron a armar, pero de otra forma. Y esa era la única manera de sobrevivir.” Sub Marcos.

Artículo de Raúl Romero, en SubVersiones-agencia autónoma de comunicación.


viernes, 24 de octubre de 2014

Los padres de los jóvenes normalistas de Ayotzinapa exigen justicia.